Las fosas sépticas, son equipos prefabricados estancos e impermeables que permiten la sedimentación y la eliminación de sólidos en suspensión, provenientes de los inodoros, lavabos, cocinas, etc., y transformación de los mismos en compuestos minerales inodoros e inofensivos, mediante una decantación y solubilización por la acción de las bacterias (digestoras) anaeróbias.

Para limitar la descarga de sólidos en el efluente de la fosa séptica, se usan tanques de dos compartimentos. En función de la carga contaminante, se puede disponer de tres compartimentos utilizando uno como arqueta y separador de grasas.