El filtro biológico de BUPOLSA está fabricado en poliéster reforzado con fibra de vidrio (PRFV) y completa la depuración de las aguas residuales procedentes de la fosa séptica, mediante un proceso de filtración y oxidación. Se utiliza para eliminar la materia orgánica que se encuentra en el agua residual por medio de un material filtrante poroso de alto rendimiento, en el cual anidan las bacterias que arrastra la materia orgánica disuelta en el agua procedente de las fosas sépticas y que son las encargadas de degradarla. Una fosa séptica elimina un 35% de DBO5 en cambio con un filtro biológico se elimina hasta el 90%.